Extinción improcedente de un contrato indefinido no fijo

Extinción improcedente de un contrato indefinido no fijo 

La extinción del contrato de una trabajadora interina, transformada en indefinida no fija al haber superado con creces el límite temporal máximo de tres años para la cobertura de la plaza, ha de seguir el procedimiento previsto para el despido colectivo o el despido objetivo, en función de los umbrales. De no ser así, el despido es improcedente.

JS Madrid número 4, 3-11-16, EDJ 203718

Una auxiliar de enfermería de un servicio de salud público ve extinguido su contrato laboral de interinidad para cobertura de vacante vigente desde 2003 y vinculado a la oferta de empleo público de 2004, por la adjudicación definitiva de la plaza.

Al haber superado con creces el límite temporal máximo de tres años para la cobertura de la misma desde que quedó desierta, la relación laboral de la trabajadora es indefinida no fija (EBEP art.70.1). Dada esta circunstancia, la amortización de la plaza vacante ha de seguir el procedimiento previsto para el despido colectivo o el despido objetivo, en función de los umbrales (ET art.51 y 52 c; TS 24-6-14, EDJ 117661).

Aunque la comunicación de la extinción se realiza de forma escrita y expresando la causa, no se ha puesto a disposición de forma simultánea la indemnización de 20 días por año de servicio, por lo que el despido es improcedente.

Declarada la improcedencia, la indemnización correspondiente ha de calcularse en dos tramos:

– A razón de 45 días por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior al 12-2-12 (fecha de entrada en vigor del RDL 3/2012);

– A razón de 33 días por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios posterior a dicha fecha.

NOTA

Aunque la sentencia pone en relación la doctrina del Tribunal Supremo que obliga a seguir el procedimiento del despido objetivo en estos casos (TS 24-6-14, EDJ 117661) con la reciente resolución del TJUE, relativa a la indemnización de los contratos temporales, particularmente en el caso de los interinos (TJUE 14-9-16, C-596/14 ), parece obvio que, atendiendo únicamente a la primera, el fallo sería el mismo.

No se está extinguiendo un contrato temporal, sino un contrato indefinido no fijo y la consecuencia de no seguir las formalidades establecidas en la ley es la declaración de improcedencia.